MASCARILLA DE ARCILLA VERDE

La arcilla es un elemento que proviene de la madre naturaleza, en concreto, de la descomposición de las rocas a causa de agentes como el agua o el viento, y uno de los usos que se le aplica es para crear productos cosméticos.





La arcilla verde se utiliza principalmente para tratar las pieles sensibles y grasas, gracias a sus propiedades anti inflamatorias y purificadoras. En el caso de las sensibles, como exfoliantes y desinfectante, y en el caso de la piel grasa o acnéica, como purificante.

La manera más fácil y efectiva es hacer una mascarilla casera, tan solo hay que juntar la arcilla con agua (mejor si es salada) y remover hasta crear una masa cremosa homogénea. Después se aplica por todo el rostro, evitando las zonas de los ojos, se deja actuar durante 15-20 minutos, la piel comenzará a ponerse tirante con forme se vaya secando la masa de arcilla. Después, se aclara bien con agua tibia y se aplica un tónico calmante.

Yo cuando veo que tengo la cara peor, hago éste proceso, y aunque no lo dejo actuar los minutos que se aconsejan, si que noto que los granitos se secan bastante, que la piel está mas firme, mas limpia y la sensación es bastante buena.

Si tenéis alguna duda, tan solo tenéis que preguntarme por comentarios o por las redes sociales.


Besitos

Comentarios