30 jun. 2015

MI CONEJO DE ANGORA

Hace ya algunos años tenía un conejito de Angora, tan bonito que quiero que todos lo conozcáis:



La llamé "Lisa" en homenaje a "Lisa Simpson", lo bonita que era lo podéis ver en las dos fotografías que tengo suyas, pero también necesitaba muchos cuidados.

Se piensa que ésta raza de conejos proviene de Ankara (Turquia) y su característico pelo largo es el resultado de una mutación, sea como sea, una de las cosas que más necesita es cepillarlo a diario, para que su pelo no se enrede y le permita total libertad al moverse. Con el cepillado también evitamos que se traguen el pelo que se les cae, ya que como los gatos, se lavan mucho y puede crearle problemas en su estómago. Además, se quedan aun más bonitos cuando están recién cepillados.

Yo no podía tenerlo suelto porque tenía perros grandes, así que le tenía una jaula especial grandíiiiisima, donde se podía mover bien, y además, la sacaba fuera (bajo mi vigilancia, claro)

En cuanto a la comida, le daba pienso especial para conejos, a parte, siempre le tenía un buen montón de Heno, que les encanta, además de tumbarse encima, se lo iba comiendo. Y en ocasiones, le daba un poquito de zanahoria, lechuga o manzana.

Es muy importante la limpieza, sobre todo si está en el interior de una casa o alrededor de las personas, por lo que hay que cambiarles la cama muy a menudo, yo siempre tenía serrín para echarle en el fondo, y también lo "bañaba" con un spray especial que compraba en la pajarería anti parásitos, para que no cogiera bichitos ni nada de eso.


Espero que os guste mi "chiquitina" (que no era tan chiquitina...) y pronto os enseñaré mas de mis animales!!
Chaoooo!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita y por comentar.
Te espero otro día!